Mediación

La Mediación es una estrategia de intervención que tiene como fin conseguir una salida pacífica a conflictos, en forma previa a su judicialización. De este modo, la legislación chilena considera la mediación como una etapa prejudicial.

En este proceso, las partes en disputa resuelven sus diferencias negociando con la ayuda de una tercera persona, el mediador, quien facilita la búsqueda de soluciones, permaneciendo neutral.

En el caso de la mediación familiar, el acuerdo logrado es sometido al juez de familia competente, quien puede validarlo con fuerza de sentencia. En otras áreas de la mediación, por ser instancias pre o extra judiciales, se otorgan validaciones diferentes, por ejemplo, a través de la Superintendencia de Salud.

Para el que el acuerdo tenga validez, el mediador deberá estar inscrito en los registros idóneos, cada uno de los cuales obliga a requisitos específicos. Los dos registros más importantes en Chile son el Registro Único de Mediadores, del Ministerio de Justicia, habilitante para la Mediación Familiar; y el registro de la Superintendencia de Salud, habilitante para las Mediaciones en Salud.

Por lo anterior, es conveniente que solicite dicha documentación al mediador elegido.

Materias a mediar y Etica de trabajo

Materias a Mediar

En Chile, se utiliza la Mediación en básicamente dos areas.

Mediación Familiar

La Mediación Familiar, busca resolver los conflictos generados por el cese de la relación de pareja (separación), particularmente con el objeto de ser un sistema rápido, económico y centrado en los problemas y situaciones particulares de las personas.

Pueden mediarse los siguientes temas

  • Alimentos (pensión)
  • Relación directa y regular (visitas)
  • Cuidado Personal del niño(a) (Tuición)
  • Divorcio

No pueden mediarse lo siguiente

  • Estado civil
  • Declaración de interdicción
  • Maltrato de niños o adolescentes
  • Adopción
  • Violencia Intrafamiliar
Mediación en Salud

La Mediación en salud, se aplica en las diferencias o conflictos entre los pacientes y el médico o establecimiento de Salud. Se trata de un proceso previo y obligatorio a entablar demanda y que se derivado por la Superintendencia de Salud, tras estampar reclamo contra un prestador (profesional o institucional)

En este caso, la Mediación busca resolver la diferencia, abriendo el diálogo entre las partes, pudiendo llegarse a acuerdos reparatorios, que eviten el trámite judicial.

Los beneficios son muchos, pero básicamente es mucho más económico y rápido que un juicio

Etica de Trabajo

La ética en los servicios de mediación, están centrados en la imparcialidad del rol del mediador. Ello supone que el mediador debe comportarse apoyando a que las partes busquen y encuentren la alternativa que mejor satisfaga sus necesidades y requerimientos.

El mediador, no es, por tanto, un asesor o guía de la parte que solicita o paga la mediación.

El mediador no debe:

  • Obligar a las partes
  • Tomar decisiones por las partes
  • Coaccionar a una de las partes
  • Amenazar a una de las partes

El mediador debe:

  • Facilitar la comunicación de las partes
  • Cautelar la confidencialidad del proceso
  • Conducir el proceso centrado en la solución conjunta del conflicto
  • Conducir el proceso inspirado en el Interés superior por el o los niños y niñas alcanzados por los resultados de la mediación