Mediación Vecinal

A propósito de algunas causas en las que he trabajado como perito psicólogo, y de las noticias de hoy en la mañana, en donde se ilustra una disputa vecinal que acabó con uno de los vecinos muerto por un escopetazo, me hizo reflexionar, la necesidad que tenemos en nuestro país (Chile) de sistema de resolución de conflictos, diferente a los grandes entes judiciales.

Reconozcamos que para el Ministerio Publico una disputa vecinal es algo de menor cuantía, las causas quedan en archivo provisional, eso, si es que entran dentro de su jurisdicción, pues puede que en las disputas vecinales, no hayan delitos. Carabineros, poco puede hacer, excepto detener al vecino disruptivo, pero una vez liberado volverá más molesto que antes, y los problemas tenderán a agravarse.

¿Que hacemos entonces respecto de los ruidos molestos? o circunstancias habituales, como el vecino que no guarda a su perro y estropea nuestro ante jardín, o aquel que estaciona frente a nuestra entrada de vehículos, o aquel que simplemente tiene hábitos de vida que molestan a los demás? El vecino que acabó muerto en la noticia de hoy, lanzaba excremento de perro a los patios colindantes, al tiempo que se subía a las panderetas e insultaba, 10 denuncias en carabineros, y el problema seguía ocurriendo.

La falta de intervención en estos conflictos cotidianos, en muchos casos se va agudizando, disminuyendo la calidad de vida de la población, incrementando el estrés, y potencialmente, con que el vecino agraviado, toma la justicia por sus manos, y agrede al otro. Paradójicamente, el sistema judicial que no actuó a tiempo, aprende a este agresor, pues claramente si cometió un delito. En nuestro caso, el vecino victima original,será formalizado por homicidio.

La mediación vecinal, se transforma entonces en un instancia favorecedora del diálogo entre los vecinos, promovedora de acuerdos, de consensualidad en la convivencia cotidiana. Incluso, el acuerdo, al igual que en la mediación familiar, podría ser sometido al juez de policía local, y ser aprobado con fuerza de sentencia, de modo tal, que ambas partes queden obligadas, so pena mayor, a cumplir con lo acordado.

Hoy en Chile, solo algunas comunas cuentan con este sistema. Me parece que el costo de implementación es bajísimo en relación al enorme beneficio en la calidad de vida de la comunidad, y potencialmente, a la prevención de delitos.

Pero quizá, el mayor de los beneficios, es que los niños podrán aprender, con el ejemplo de sus padres, que los problemas de convivencia, se solucionan con el dialogo y no con la violencia o amenazas de ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>